Select Page

Durante esta pandemia la población se ha visto enfrentada a desafíos de adaptación, que van mucho más allá de la búsqueda de curas o soluciones para seguir con nuestra vida diaria tal cual la conocíamos hasta hace un tiempo.

Trabajar desde la casa se ha convertido en uno de los efectos más particulares de la pandemia, uno que podría convertirse en una herramienta clave de transformación. Es más, una encuesta realizada por la ACHS indica que un 95% de las empresas chilenas ha adoptado el teletrabajo para alguna parte de sus trabajadores y el 48% para el total de la empresa. No obstante, el 81,3% decidió implementar estas medidas específicamente por la contingencia Covid, por lo que se trata de un fenómeno que, si bien tecnológicamente ya podía realizarse, no era parte de nuestra rutina.                                     

La posibilidad de conectarse a Internet para realizar desde la casa labores que hasta antes del 2020 se hacían desde una oficina, ha sido una herramienta fundamental para mantener los niveles de productividad, sobre todo en los sectores de servicios.

Si bien la idea del Teletrabajo surgió hace 50 años, durante la crisis del petróleo, como una forma de reducir el uso de recursos no renovables, ha sido en los últimos años, con el boom de las TIC`s, cuando realmente ha empezado a implantarse de una forma más general en todos los sectores. 

El teletrabajo es un proceso de adaptación que ya había comenzado a aplicarse a modo de emergencia durante los días más complejos del estallido social, pero que durante la pandemia del Covid-19 ya se está consagrando como parte de la nueva normalidad: en abril recién pasado comenzó a regir la ley de teletrabajo que modernizó la legislación respecto al trabajo en el hogar para solventar la crisis, pero también sirvió para adelantar un proceso para muchos inevitable; el teletrabajo es más que una medida parche y sus efectos en el funcionamiento de la vida nos acompañarán por mucho tiempo más.

Comprender esta evolución de la forma de trabajar es fundamental y lo será aún más en la medida en que las empresas y los profesionales sean capaces de incorporarla a sus dinámicas y convertirla en una fortaleza personal.

El cambio desde un extremo a otro, ha explotado casi sin tiempo para darnos cuenta de esa transición, poner en práctica el trabajo remoto y hacerlo funcionar. Esto ha generado y seguirá generando herramientas que obligan y permiten a las empresas desarrollar nuevos protocolos, rediseñar procesos y abrirse oportunidades basadas en la lógica del teletrabajo, ofreciendo nuevas oportunidades y mostrándose como organizaciones con un gran atractivo para los profesionales y demás empresas del mercado.

Para llevar a cabo esta práctica, además de mantener ciertas condiciones físicas, es muy importante alinearse con las nuevas tecnologías, con esto, no solo nos referimos a conectarse a una buena red de internet, o acceder a un computador que soporte nuestras tareas diarias, sino que también poseer herramientas cloud integrales que nos respalden.

Dado esto, es importante definir procesos internos, y ajustarlos a los objetivos, incorporando herramientas y soluciones que permitan la organización, gestión y supervisión de forma remota y eficaz. Y es que, si bien hay muchas tareas que un trabajador puede realizar con eficiencia fuera de la oficina y no se requiere su presencia en el puesto de trabajo físico dentro de la empresa, las nuevas tecnologías han ampliado enormemente las posibilidades, y la situación actual no ha hecho sino ampliar sus entornos de aplicación y forzar a las empresas a agudizar el ingenio y sacarles más partido a los medios disponibles.

Relacionados

Artículos

La “perfección sistémica”, un camino y no un hito

La “perfección sistémica”, un camino y no un hito

Una empresa que se encuentra en etapas de implementación sistémica, e incluso al tomar la decisión de contratar un software o sistema de administración, más allá de firmar una orden con compra, está asumiendo una responsabilidad que tiene que ver con el...

Obligatoriedad emisión Boletas Electrónicas

Obligatoriedad emisión Boletas Electrónicas

Con motivo de la ley 21.210 de Modernización Tributaria y la posterior ley recientemente promulgada Nº 21.256 acerca de Medidas Tributarias para Reactivar la Economía, se posterga la fecha de puesta en marcha de la emisión obligatoria de la boleta electrónica, cuya...