Select Page

En el marco de la ley 21.227 y 21.232 de protección al empleo o ley COVID, que recientemente actualizó su fecha de vigencia, estableciendo que los pactos de suspensión se extienden hasta el 31 de Octubre de 2020, mientras que los de reducción de jornada se extienden hasta el 31 de Julio del 2021, reiteramos que el 22 de junio de 2020, la Dirección del Trabajo emitió el dictamen N°19959/015, acerca de la posibilidad que los empleadores puedan otorgar ciertos beneficios extraordinarios a los trabajadores en régimen de suspensión laboral.

En efecto, este dictamen viene a despejar una serie de dudas que han planteado diferentes empresas y los propios trabajadores en cuanto a cuál sería el eventual tratamiento que debería darse a los beneficios que los empleadores pudieran otorgar a trabajadores que están bajo la condición de suspensión laboral, ya que existen empresas que han destinado recursos a entregar suplementos monetarios o en especies a sus trabajadores que se encuentran bajo la condición de suspensión.

El dictamen en cuestión establece que tales suplementos en la medida que tengan como finalidad paliar la disminución que afecta a los ingresos del trabajador, deberán otorgarse bajo un concepto de no remuneración, es decir, no son imponibles ni tributables ya que no reúnen los requisitos establecidos en la ley para ello.

Consecuentemente, los empleadores que materialicen este tipo de aportes o beneficios, suplementarios no deberán sujetarlos a las normas de imposición.

Entendemos que tales desembolsos, al tratarlos como gasto, tampoco deberían quedar afectos a la tributación establecida en el artículo 21 de la ley de la renta, sobre gastos rechazados. Más aún deberían corresponder a gastos aceptados, no sólo por las circunstancias actuales, sino por las propias modificaciones cursadas a la regla general del inciso primero del artículo 31 de la ley de la renta en cuanto al concepto de necesariedad del gasto. Esto, además, en complemento con la nueva disposición incluida en el N°3 del mismo artículo 31, en cuanto a la entrega de especies en forma gratuita, ellas, reuniendo ciertos requisitos que bajo este escenario no son los mismos, deberían ser aceptadas como gasto.

Por su parte la ley del IVA, recoge en su artículo 8° letra d, que el retiro de bienes para ser entregados en forma gratuita, establecido en el nuevo artículo 31 N°3 de la ley de la renta antes comentado, no se afectan con IVA. Bien podrían ser especies que la empresa pudiera estar entregando a los trabajadores en condición de suspensión laboral.

Relacionados

Artículos

La “perfección sistémica”, un camino y no un hito

La “perfección sistémica”, un camino y no un hito

Una empresa que se encuentra en etapas de implementación sistémica, e incluso al tomar la decisión de contratar un software o sistema de administración, más allá de firmar una orden con compra, está asumiendo una responsabilidad que tiene que ver con el...

Obligatoriedad emisión Boletas Electrónicas

Obligatoriedad emisión Boletas Electrónicas

Con motivo de la ley 21.210 de Modernización Tributaria y la posterior ley recientemente promulgada Nº 21.256 acerca de Medidas Tributarias para Reactivar la Economía, se posterga la fecha de puesta en marcha de la emisión obligatoria de la boleta electrónica, cuya...